domingo, 25 de marzo de 2012

Las hermanas Tudor: Maria e Isabel

 De princesa a bastarda
Miniatura de Maria Tudor
Maria nació el 18 de febrero de 1516 en el palacio de Greenwich. Su madre, Catalina de Aragon, había tenido varios embarazos malogrados. Aunque el rey Enrique estaba decepcionado por la ausencia de un heredero varón, a Maria se le daba el trato que correspondía a su posición. Sin embargo fue hasta 1533 cuando Enrique decide romper relaciones con la Iglesia Catolica y se casa en secreto con Ana Bolena. Su madre perdió el titulo de reina y Maria fue declarada ilegitima, desterrada de la linea de sucesión y recibiendo el trato de lady Maria. 

Miniatura de Isabel Tudor
Su situación empeoro tras el nacimiento de su medio hermana, Isabel, el 7 de septiembre de 1533, Maria fue expulsada de la corte al igual que sus sirvientes fueron despedidos y fue obligada a atender a su hermanastra, la hija de Ana y Enrique. El desprecio que Maria sentía por su madrastra también incluiría a la hija de esta, ya que en una ocasión dijo "Fuera de mí no conozco a ninguna princesa en Inglaterra". Las relaciones entre Maria y su madrastra, Ana Bolena, fueron hostiles, Maria no estaba dispuesta a aceptar a la nueva reina y Ana temía que la hija de Catalina amenazara la posición de Isabel.

Escena de The Tudors, Ana Bolena y María Tudor


Cuando Maria recupero el favor real por mediación de Jane Seymour, la tercera esposa de Enrique, se encargo de que Isabel regresara a la corte. Jane Seymour no llego a ser tan buena madrastra, como fue en el caso de Catalina Parr, que incluso reconcilio al rey con sus hijas, pero la reina Jane se encargó de reconciliar a María con su padre. No se preocupo por Isabel, quien cargaba con la desgracia de su madre. Fue Maria la que se encargaba de enviar el dinero necesario para alimentar y vestir a su hermanastra. 


Escena de "The Tudors" Jane Seymour y María Tudor


Después de la caída y muerte de Ana Bolena, Maria se mostró más cordial con Isabel. Esto se debería a que ahora ambas eran igual de ilegitimas. Incluso pudo haberla motivado la compasión, pues Isabel se había quedado sin madre. Aparte, María adoraba a los niños. 


Diferencias entre Isabel y Maria
Isabel, al igual que su madre, fue fervientemente protestante, en cambio Maria y su madre eran papistas. La relación entre Maria y Isabel volvió a enfriarse después de la muerte de Enrique VIII, el padre de ambas. Catalina Parr, la viuda de Enrique VIII, de inmediato se caso con Tomas Seymour (al cual se le atribuiría un romance con la adolescente Isabel) en cuanto murió Enrique. Isabel se fue a vivir con Catalina Parr. María desaprobó que apresurado matrimonio de la reina viuda con Seymour, el hermano del Lord Protector. 
Isabel Tudor, a los 13 años aproximadamente.

Desde la muerte de Eduardo VI, Maria y Isabel no se habían visto desde hace cinco años. Ahora tenían menos en común. Maria era un símbolo del amor por la vieja religión, en cambio Isabel era un icono de la reforma protestante. Sin embargo, Maria le solicito que la acompañase a la capital. La multitud las vitoreaba. Isabel asistió a su coronación, al igual que Ana de Cleves. Pero a Maria le resultaba difícil confiar en Isabel, quien ya no era la niña indefensa que protegió en sus años jóvenes. 



Es comprensible el trato que María dio a su hermana, aunque fuese injusto. María tenía treinta y ocho años cuando ascendió al trono, ya no era hermosa ni joven, con mala dentadura y pocas posibilidades de concebir. En cambio Isabel tenía veinte años, aparentemente fértil y tenía una apariencia agradable. 


Maria e Isabel entrando a Londres
El 18 de marzo 1554 Isabel fue arrestada y enviada a la Torre por el cargo de complicidad en la rebelión de Wyatt. Fue encarcelada durante dos meses. Wyatt fue interrogado, pero nunca admitió que Isabel participara en la rebelión. 


Después de todas las investigaciones, Isabel no fue llevada a juicio por traición a la patria ya que no se pudo encontrar evidencia. Algunos del Consejo de María todavía discutían para la ejecución de Isabel.  María dejó que regresara a su hogar, pero bajo arresto domiciliario. La muerte de Maria Tudor se produjo el 17 de noviembre de 1558. Realizo varios intentos para que su medio hermana no la sucediera en el trono, pero el Parlamento no se lo permitió. Fue enterrada en la Abadía de Westminster, que más tarde compartiría con Isabel. 



Entradas relacionadas



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...