sábado, 25 de agosto de 2012

El Virreinato de Nueva España (parte II)

Autora original: Gisela Von Wobeser

El impacto de la colonización en la población y en el entono ecológico 


En tiempos prehispánicos Mesoamérica había sido una región densamente poblada, con alrededor de 12 millones de habitantes. Durante el siglo XVI la población indígena sufrió una vertiginosa caída. No existe acuerdo entre los especialistas sobre el porcentaje en que disminuyó, pero se calcula que fue entre 50 y 75%, y algunos lo sitúan en 90 por ciento. 



Este decrecimiento se debió principalmente a la mortandad causada por enfermedades originarias del Viejo Mundo introducidas por los colonizadores, que desataron epidemias como la de sarampión en 1532, la de cocoliztli en 1545 y 1576, y la de tifo entre 1576 y 1581. Los nativos no poseían anticuerpos para combatir las enfermedades ni conocían su tratamiento clínico, de manera que sucumbían irremediablemente ante ellas. Familias enteras fueron diezmadas y muchos sitios quedaron despoblados. Las guerras de conquista, la explotación despiadada y el maltrato al que estuvieron sujetos los naturales en las minas, la construcción, los ingenios azucareros y la agricultura contribuyeron a la merma de la población.    

Por el contrario, el número de inmigrantes españoles y negros aumentó en forma sostenida durante el mismo periodo. España tenía zonas deprimidas económicamente donde el hambre y la pobreza eran endémicas. Emigrar hacia América constituía una oportunidad para asegurar la subsistencia y mejorar las condiciones de vida. En 1570 sumaban alrededor de 57 000 españoles, y a mediados del siglo XVII la cifra había aumentado a 150 000. 




A su vez, los negros introducidos como esclavos y sus descendientes, muchos de ellos libres, reemplazaron una parte de la fuerza de trabajo indígena. Hacía 1570 había arribado alrededor de 18 500 personas, en su mayoría hombres, procedentes de las costas occidentales de África, especialmente de Guinea, Sierra Leona, Carabali, Congo y Angola. 

Muchos españoles y negros se mezclaron con mujeres indígenas, lo que propició el surgimiento de la población mestiza y mulata, embrión de la población mexicana actual. 

El cambio más drástico, sin embargo, provino de la introducción de ganado ovino, caprino, vacuno y caballar. Las condiciones ambientales resultaron altamente beneficiosas para la propagación de estas especies debido al buen clima y a la disponibilidad de pastos vírgenes, que no habían sido aprovechados anteriormente por la ausencia de ganado en tiempos prehispánicos. Puesto que en el siglo XVI, en América, como en España, los pastizales fueron de uso común, el ganado proliferó al grado de convertirse en una plaga. Manadas semi-salvajes de caballos y bueyes invadían los campos de cultivo de los indígenas y acababan con las siembras, a la vez que devoraban los pastos y arbustos que encontraban a su paso. Esta sobreexplotación de los recursos naturales tuvo como consecuencia la erradicación de una parte de la flora natural, así como la erosión de las tierras.

El pastoreo intensivo de cabras y ovejas agudizó estos problemas. Amplias zonas fértiles se convirtieron en desiertos, como la región de Mezquital, situada al norte del valle de México. El primer afectado por este fenómeno fue el ganado mismo, el cual, ante la escasez de alimento, dejó de multiplicarse y, a partir de la década de 1580, experimento un acelerado desplome numérico. Muchas tierras quedaron inservibles para la agricultura y en adelante se impuso la ganadería extensiva; es decir, aquella en la que se ocupan dilatadas áreas para alimentar a pocas cabezas de ganado. 

La colonización asimismo implicó la tala inmoderada de los bosques, pues se requería mucha madera para la construcción, la minería y los ingenios azucareros. El desmonte de zonas boscosas produjo cambios climáticos, erosión del terreno y disminución de la precipitación pluvial. Gran parte del deterioro ambiental causado por los factores descritos persiste hasta el día de hoy. 

viernes, 24 de agosto de 2012

El Virreinato de Nueva España (parte I)

Autora original: Gisela Von Wobeser
El surgimiento de un nuevo país


La colonización de Mesoamérica implicó la adaptación de la población nativa y de los esclavos africanos a las nuevas condiciones de vida, así como la de los colonos españoles al mundo indígena. Esta confluencia de culturas dio por resultado un país mestizo, multiétnico y multicultural, con un potencial extraordinario, que durante los tres siglos de dominación española se llamo Nueva España y que tras la independencia se convirtió en México.


Durante el siglo XVI predominaron las estructuras indígenas sobre los demás elementos culturales. La mayor parte de la población vivía conforme a la tradición prehispánica, prevalecían las lenguas indígenas y la lingua franca era el náhuatl. 



Sin embargo, a partir de la Conquista se inicio una lenta pero progresiva hispanización que implicó la paulatina incorporación de la lengua castellana, el sistema jurídico español, la religión católica, la escritura occidental, la economía de mercado, el pensamientos y las costumbres hispanas y la tecnología europea, entre otros elementos. Esta tendencia continuó y creció de manera exponencial durante los siguientes siglos. La hispanización se debió a diversas causas. 

En primer lugar fue consecuencia de la imposición de la cultura del vencedor sobre el vencido y la pronta aculturación de los indígenas. Otros factores fueron la caída demográfica de la población nativa, la devastación de amplias zonas a consecuencia de la reproducción desmesurada del ganado,la inserción de la Nueva España en el circuito económico mundial y la tendencia general de penetración de la cultura europea en extensas zonas del globo terrestre. 
Esclavos negros

La presencia del elemento africano en la construcción de la nueva sociedad fue más débil y menos visible, si se exceptúa el aspecto biológico. Esto se explica por la condición de esclavitud de los negros y porque ellos procedían de países distintos, con idiomas y contextos culturales diferentes, todo lo cual impidió que conservaran su identidad y sus costumbres. 



Si bien es cierto que el nuevo país se cimentó sobre el sufrimiento y el dolor humanos, el deterioro ambiental, la pérdida de muchas vidas y la desaparición de una parte importante de las tradiciones y la cultura de los pueblos mesoaméricanos, también lo es que se construyó sobre la pacificación y unificación de los antiguos señoríos, el mestizaje racial y cultural, la reconfiguracion del paisaje y la esperanza y la fe en un futuro promisorio. 

sábado, 18 de agosto de 2012

Leona Vicario


Leona Vicario de joven

Maria de la Soledad Leona Camila Vicario Fernández de San Salvador nació el 10 de abril de 1789 en la Ciudad de México, hija de Gaspar Martín Vicario, un español peninsular y de Doña Camila Fernández de San Salvador, una noble criolla nacida en Toluca. 

Leona adquirio una esmerada educacion, algo raro en esa época, recibio desde niña una sólida formación intelectual que le fue muy útil. Cultivo las ciencias, las bellas artes, la pintura, el canto y la literatura. 

Quedó huerfana de ambos padres a la edad de dieciocho años (en 1807), razón por la cual quedó al cuidado de su tío, Agustín Pomposo Fernández de San Salvador, que además desempeñaba como albacea.
En el despacho de su tío conoció al joven yucateco Andrés Quintana Roo, un estudiante de leyes, del que se enamoró. Ambos compartían las mismas ideas de libertad y eso afianzó su relación, a la que se opuso el tío de Leona, enemigo acérrimo de los insurgentes. 

Doña Leona siempre manifestó su rechazo a los españoles a grado tal que cuando ella iba por la calle y alguno de ellos le cedía el paso, se bajaba de la banqueta y expresaba que "no quería deber favor alguno a los gachupines".


Andres Quintana Roo

Andrés Quintana Roo, quien ya pensaba unirse a los insurgentes, pidió la mano de Leona a Don Andrés, quien se la negó, argumentando que el joven era pobre. Andrés se trasladó a Tlalpujahua, donde se unió a las fuerzas de Ignacio López Rayón y, ante la forzosa separación, la joven buscó la manera de ayudar por su cuenta a la causa de la independencia.


Leona Vicario

Desde 1810, Leona Vicario formo parte de un grupo secreto llamado Los Guadalupes, cuyos integrantes formaron una especie de red, a traves de correos con Miguel Hidalgo y Jose María Morelos, debido a que pertenecían a la sociedad virreinal, y eso les permitía tener acceso a información que otros insurgentes no tenían.
Se dedicaba a recorger noticias de los movimientos que planeaban los españoles para combatir a los insurgentes. Se comunicaba mediante informes en clave publicados en el periódico "El Ilustrador Americano". 
Leona Vicario tomó los nombres de sus personajes literarios favoritos para aplicarlos a los conspiradores "guadalupes" y a los insurgentes en el campo de batalla. Fue ella quien bautizó con seudónimos de guerra a José María Morelos, Miguel Hidalgo, Ignacio López Rayón y tantos otros de los principales líderes insurgentes.
Miguel Hidalgo

Jose María Morelos

Ignacio Lopez Rayon


También enviaba y recibía noticias por medio de heraldos secretos, haciendo llegar a los conjurados dentro de la capital los informes que Quintana Roo le enviaba desde los campos de batalla. Ella fue quien dio la noticia en México de que los insurgentes acuñaban moneda propia. Además, dio cobijo a fugitivos, envió dinero y medicinas. 
Asimismo, intentó llevar a los mejores armeros al campo rebelde y trató de convencer a los mejores armeros vizcaínos de que se unieran a la guerra de Independencia, por lo que fue delatada como conspiradora, siendo aprehendida y recluida en su casa, bajo la vigilancia de su tutor.
Leona Vicario, se escapó y huyó al pueblo de San Juanico, Tacuba, en donde reunió a varias mujeres, entre ellas su ama de llaves, con el propósito de unirse a la causa insurgente.

Don Agustín al percatarse de la ausencia de Leona, llamó a las fuerzas reales para buscar a la joven insurgente. Fue procesada el 13 de marzo de 1813. Al ser amenazada con pasar el resto de su vida en la cárcel si no delataba a las personas resguardadas bajo los seudónimos de su invención, Leona Vicario eligió la cárcel. Fue sentenciada a permanecer en el Convento de Belén de las Mochas, en la Ciudad de México y le fueron confiscados todos sus bienes; se fugó ayudada por los coroneles Antonio Vázquez Aldarna y Luis Alconedo y trasladó a Oaxaca, donde se incorporó a las fuerzas de Morelos en las que colaboró con la prensa insurgente en el periódico "El Ilustrador Nacional".
Participó en algunos combates y continuó difundiendo las noticias sobre lo que ocurría en el frente de batalla, como corresponsal de guerra.

En 1816, Leona Vicario contrajo matrimonio con Andrés Quintana Roo en Chilapa. La pareja acompañó a las tropas de José María Morelos, padeciendo peligros y penurias, compartiendo todas las vicsitudes de las campañas militares.

Siguieron al Congreso de Chilpancingo hasta la captura de Morelos, cuando tuvieron que emprender una penosa peregrinación durante un año, a salto de mata por las abruptas serranías, buscando refugio en la sierra de Tlatlaya, en el Estado de México. Allí, el 3 de enero de 1817, en una cueva de la montaña, nació Genoveva, su primogénita, de la que fue padrino Ignacio López Rayón.

Aunque Leona Vicario, su esposo Andrés Quintana Roo y su recién nacida hija Genoveva fueron capturados por las tropas realistas en 1818, fueron luego puestos en libertad, al concedérseles el indulto y destierro a España y, finalmente, confinado en la ciudad de Toluca, donde Leona y Andrés residieron hasta 1820, cuando regresaron a la Ciudad de México. Aquí, Andrés Quintana Roo se dedicó al ejercicio de su profesión de abogado y a escribir obras literarias e históricas.

Una vez consumada la Independencia, Leona y Andrés se mantuvieron muy activos en la defensa de la república federal. Andrés Quintana Roo fue diputado, senador y Presidente del Tribunal Supremo de Justicia; además de ser el Secretario de Relaciones Exteriores en el mandato de Gómez Farias.

Consumada la independencia y en compensación por la confiscación de sus bienes, el Congreso de la República concedió a Leona Vicario, en 1822, una hacienda llamada Ocotepec, en los llanos de Apam y tres casas en la ciudad de México.

Leona Vicario, fue la primera mujer periodista en este país, pues a través de los periódicos "El Ilustrador americano" y "El Ilustrador nacional" informó sobre el movimiento libertario.

Leona Vicario murió en la Ciudad de México el 24 de agosto de 1842.
En 1900 sus restos fueron trasladados a la Ronda de los Hombres Ilustres y a la Columna de la Independencia en 1925. 
Desde 1948, su nombre está inscrito con letras de oro en el Muro de Honor del Palacio Legislativo de San Lázaro, sede del Congreso de la Unión.

lunes, 13 de agosto de 2012

Tomas Bolena


Tomas Bolena nació alrededor de 1477. Sus padres fueron Sir William Bolena y Lady Margaret Butler. Su abuelo, Geoffrey Bolena, fue el fundador de la fortuna de la familia. Era un mercero en Londres, quien se desempeñó como alcalde en 1457-8 y recibió el título de caballero. Compró dos asentamientos para la familia, Blickling en Norfolk y Hever en Kent. Murió en 1463. Sir William, el padre de Tomas, era el segundo hijo de Geoffrey y heredero eventual. Tomas adquirió el gusto por la política y se unió al servicio del rey, donde ascendió rápidamente.


Matrimonio 

Todos los hombres Bolena se habían casado bien, estableciéndose con familias nobles. Y, con cada generación sucesiva, el rango de sus esposas fue superior: Geoffrey se caso con la hija de un barón, William se caso con la hija y co-heredera de Thomas Butler, conde de Ormonde, y Tomas obtuvo el mejor partido de todos, ya que su esposa Isabel, era hija del segundo duque de Norfolk y hermana del tercero. El casamiento tuvo lugar entre 1498/99. 

La "sangre real pura", que naturalmente enfatizaban los partidarios de Ana Bolena para eliminar el tinte de los paños, derivaba de su madre. Lady Isabel Howard descendía del rey Eduardo I y su segunda esposa, Margarita de Francia, cuyo hijo Thomas de Brotherton había sido nombrado conde de Norfolk. 

Tomas e Isabel tuvieron un total de 5 hijos: María, Jorge, Ana, Tomas y Henry. Lo más probable es que estos últimos hayan muerto en la infancia. En julio de 1536, Bolena escribe a Tomas Cromwell una carta donde menciona las dificultades financieras en sus primeros años de matrimonio, y que su esposa le trajo todos los años un niño. 

Ives cree que María era la mayor y nació en 1499, después Ana en 1500/01 y George alrededor de 1504. Con respecto a Tomas y Henry, lo más probable es que ambos hayan nacido antes que George, entre 1502 y 1503. Tomas, por llamarse igual que su padre, y Henry, en honor del rey Enrique VIII. Tomas debió haber estado vivo cuando George nació, pues si ya hubiera fallecido, George hubiera sido llamado Tomas. 


Carrera política
Se estima que poseía una gran ambición política, que demostró al no intervenir en la relación adultera de Enrique VIII con su hija María, y posteriormente en el matrimonio del rey con su hija Ana. 
Tomas poseía formación jurídica, y habilidad tanto para los idiomas como para negociar.
Tomas Bolena permaneció como uno de los principales hombres en la corte del rey desde 1509 hasta 1536. 
Entre 1519 y 1523 fue nombrado embajador en la corte de Francia. También asistió al Campo del Paño de Oro.
En 1523 es nombrado caballero de la Orden de la Jarretera, y en 1525 se convierte en vizconde de Rochford, en 1527 en conde de Ormonde y en conde de Wiltshire en 1529. Fue designado Lord del Sello Privado de 1530 a 1536. 

Personalidad 




Tomas ha sido retratado como un hombre manipulador, astuto y severo. En 1520 su hija mayor, María, se casa con sir William Carey, se cree que poco después de la boda el rey se intereso en María. Pero poco tiempo después la relación termina. En 1525 el rey Enrique se enamora de Ana, la hermana de María, la cual rechaza sus proposiciones amorosas y este decide divorciarse de Catalina de Aragon para tomar por esposa a Ana Bolena. Con esto, Ana va adquiriendo poder y después de la muerte del esposo  de María esta queda endeudada y se ve obligada a suplicar ayuda a su padre. Su hermana Ana consigue darle una pensión anual de cien libras. Pero su propio padre se muestra frió con María, tal vez porque ella ya no beneficia en nada a la familia. Ademas, tampoco interviene en el juicio de sus hijos, Ana y George. 

Tomas Bolena parece ser un hombre admirado en cortes extranjeras por su encanto y profesionalismo, que la misma Margarita de Austria le ofrece a la hija de Bolena un lugar en su corte. Tomas también es tachado de arribista. Aunque algo si es seguro es que fue un hombre que les aseguro a sus hijos una educación mejor que la de cualquier noble de su mismo rango. Sus hijas fueron enviadas al extranjero donde Ana Bolena perfecciono su dominio del francés, ademas de poseer inteligencia y habilidades musicales.   

Pero al igual que María Bolena, la verdadera personalidad de Tomas es un misterio. No sabemos si en realidad era capaz de meter en el lecho real a sus hijas con tal de obtener beneficios, ni tampoco porque no se ocupo de intentar salvar a sus hijos. 

Religión 
Tomas Bolena fue un defensor de la nueva religión. Jugo un papel importante en la Reforma contribuyendo al contrabando de la literatura considerada hereje en Inglaterra. Era audaz, pues sabía el riesgo que podría ocasionarle sus creencias. Muchos escritos peligrosos que le hubieran valido la condena por herejía, los tradujo para su hija Ana. Así que el interés de Ana y George por el humanismo y la reforma fue inculcado por su padre.

La caída de los Bolena

El 2 de mayo de 1536 George y Ana Bolena son arrestados y llevados a la Torre de Londres acusados de adulterio e incesto. Tras ser juzgados y hallados culpables, ambos son condenados a muerte, al igual que otros desafortunados acusados de cometer adulterio con la reina (Norris, Weston, Brereton y Smeaton). El 17 de mayo George Bolena, junto con los demás, es decapitado en la mañana con un hacha común. Dos días después, Ana Bolena es decapitada al estilo francés por un verdugo traído de Calais. 

Tomas no interviene en la condena a muerte de sus hijos, y pierde su condición de Lord del Sello Privado. 


Pero aun cuando Tomas cae en desgracia, el estuvo presente en el bautizo de Eduardo VI en 1537. Incluso en 1538, cuando su esposa Isabel falleció, se rumoreaba que Bolena se casaría con Margaret Douglas, la sobrina de Enrique VIII. Sin embargo moriría en 1539, un año después que su esposa. Es curioso que Isabel haya sido enterrada en Lambeth, en la Iglesia de Howard, en vez de en Hever. Como si ambos cónyuges se hayan distanciado tras la muerte de sus hijos. 



La tumba de Tomas Bolena

Enrique VIII ordeno que se diera una misa por el alma de Tomas Bolena, el cual fue enterrado en la Iglesia de San Pedro, Hever. 


George Bolena


Se cree que George Bolena nació alrededor de 1504, probablemente en el Palacio de Blickling Hall, en Norfolk. Tomas Bolena y Elizabeth Howard tuvieron por lo menos tres hijos varones: Henry, Tomas y George, pero solo George sobrevivió a la infancia.  

No se sabe mucho acerca de la infancia de George, pero es probable que estudiara en la Universidad de Oxford antes de unirse a la corte del rey Enrique VIII. Mientras que sus hermanas, Ana y María, fueron educadas en el extranjero. George tambien fue un reconocido poeta de la corte. 


George también había traducido dos textos religiosos luteranos del francés al ingles para su hermana Ana. Y fue el quien animo a Ana para que compartiera escritos reformistas con el Rey. 


Su carrera en la corte

En julio de 1524 Enrique VIII le concedio a George Bolena la casa solariega de Grymston, Norfolk. 
En 1525 George fue nombrado caballero de la cámara privada. Wolsey, enemigo de los Bolena, se aseguro de que George perdiera su posición después de seis meses, cuando se redujo a la mitad el numero de caballeros de la cámara privada.  

Pero como compensación George es nombrado copero del rey en enero de 1526. El 15 de noviembre de 1528 se convierte en guardián del Palacio de Beaulieu, y el 29 de julio de 1529 es nombrado Gobernador del hospital Bethlem.


A finales de 1529 George recupera su antiguo puesto como caballero de la cámara privada. Y en diciembre de 1529 es nombrado Vizconde de Rochford y parte a Francia donde desempeña como embajador. Se cree que George llego a ejercer como diplomático gracias a la influencia de Ana, pues solo tenía 25 años, y era considerado muy joven para el cargo. Pero no hay evidencia de que haya carecido de la capacidad para llevar a cabo la función. 


Un infeliz matrimonio

George Bolena se caso en 1525 con Jane Parker, hija de Henry Parker, el 10° barón de Morley. El matrimonio de George y Jane siempre ha sido retratado como infeliz. 


Jane Parker y George Bolena en The Tudors.

Alison Weir se pregunta si George pudo haber sometido a su esposa a practicas sexuales que resultaron indignantes para Jane. 


Se especulaba que la razón por la cual el matrimonio fracaso, es debido a que George Bolena era homosexual. Aunque George ha sido catalogado de promiscuo, no hay suficiente evidencia para afirmar que George era homosexual, aun cuando en el cine y en muchas novelas es retratado como bisexual. 



El principio del fin: la perdida del favor real
Era 29 de abril de 1536 cuando Lord Rochford esperaba ser nombrado Caballero de la Jarretera. Pero Enrique nombro a Sir Nicholas Carew, un partidario de los Seymour, como Caballero de la Jarretera. Esta era una señal de que la facción Bolena iba perdiendo el favor real. 

Mientras tanto Cromwell planeaba un complot para deshacerse de la facción Bolena. Hay varias teorías acerca de si Enrique participo en el complot contra Ana. Alison Weir sugiere que Cromwell fue el principal conspirador contra Ana y que presento pruebas al rey de que su esposa lo engañaba, por lo que Enrique apoyo los planes de Cromwell de hacer caer a Ana y a sus supuestos amantes. 

Sin embargo, otros historiadores creen que fue Enrique cómplice de los planes de Cromwell. Habría sido peligroso para Cromwell actuar en contra de la reina y cortesanos tan populares como George Bolena o Henry Norris, a menos que fuera con la bendición y el consentimiento del rey. 

Arresto
El 30 de abril Mark Smeaton había sido invitado a cenar en casa de Thomas Cromwell. Pero en lugar de la cena, Smeaton fue interrogado y probablemente fue torturado para que confesara su adulterio con Ana.

En las justas del 1 de mayo, el rey había recibido un mensaje que le hizo salir de forma brusca. Sir Henry Norris lo acompaño. Según el siervo de Norris, el rey interrogaba a Norris en el viaje de regreso a Greenwich. Norris fue llevado a la Torre de Londres en la madrugada del 2 de mayo. Weir señala que George fue detenido con discreción, y llevado a la Torre sin ser interrogado. 

Historiadores como Eric Ives y Alison Weir creen que muchos de los cargos contra Ana eran imposibles, por la poca lógica de las fechas y lugares mencionados, por ejemplo, se creía que Ana cometió incesto con su hermano en el palacio de Westminster, pero en realidad Ana se encontraba con el rey en Windsor. 

El papel de Lady Rochford 



En la ficción podemos ver a Jane Parker como una mujer vengativa y celosa de la relación entre George y su hermana. Ives escribe que fue Jane la que informo sobre los comentarios de Ana acerca de la capacidad sexual del rey. 

Ives también escribe que el Obispo Burnet, que aunque no era contemporáneo de la época en que murió George Bolena, tenía acceso a fuentes primarias. Afirmaba que Jane dio pruebas de que había una familiaridad inapropiada entre la reina y su hermano. 

El matrimonio de Lord Rochford con Jane Parker ha sido tradicionalmente retratado como infeliz. Pero estas son solo especulaciones. Después de todo, había numerosos aristócratas que no pudieron darse el lujo de casarse por amor. Ademas, George tenía una reputación de mujeriego, lo que sugiere que su orientación no era homosexual. 


Las razones por las cuales Jane Parker pudo haber actuado en contra de su marido y su cuñada, es simplemente por los celos que le producía la estrecha relación que George tenía con su hermana. 


George y Mark Smeaton

O simplemente Jane actuó como muchos otros cortesanos, que al ser inminente la caída de los Bolena, decidió volverse en contra de ellos. 

Ejecución 

En la mañana del 17 de mayo, Lord Rochford por ser el de más alto rango es ejecutado antes que los demás (Norris, Weston, Brereton y Smeaton). 

George fue decapitado con un hacha en la Torre de Londres. En su discurso en el patíbulo se refiere principalmente a la defensa de la religión protestante. Hablo apasionadamente de las Escrituras y los males de las vanidades de este mundo. Su hermana fue decapitada dos días después.  


Lord Rochford fue un hábil diplomático, entusiasta de las artes y la reforma religiosa. Un personaje ennegrecido por la Historia, calificado de libertino y mujeriego. 


¿George Bolena tuvo un hijo?
George Bolena, Decano de Lichfield, vivio durante el reinado de Isabel I. Weir escribe sobre como "el mismo describe en su testamento como el pariente de su primo, Henry Carey (el hijo de María Bolena)"  
Weir señala que es poco probable que el Decano de Lichfield fuese el hijo de George y Jane porque cuando murió Tomas Bolena su heredera fue María Bolena, y no un hijo de George. 


Fuentes: 
Spiritus-Temporis
The Anne Boleyn Filles

miércoles, 8 de agosto de 2012

Guerra Civil Estadounidense

Los antecedentes 


En esta imagen, se intercambian armas y ron por esclavos.

Las diferencias entre el norte y el sur, provenientes de la época colonial, se iban agudizando. Desde la Independencia, el norte se había desarrollado industrialmente, con la ayuda de protecciones aduanales y otras medidas. En el sur, en cambio, se mantenía el sistema de las grandes plantaciones trabajadas por esclavos negros. Sus productos principales eran el tabaco y posteriormente el algodón. Casi no había blancos pobres en el sur, porque éstos emigraban al oeste y se establecían como campesinos independientes. El norte necesitaba para su progreso un mercado más amplio que no podía ser constituido por los esclavos. Las malas condiciones en que vivían los esclavos dieron lugar a una fuerte corriente a favor de su liberación.

En 1860 triunfa el reorganizado partido republicano, con Abraham Lincoln como candidato presidencial. Este era de origen humilde y nunca perdió su contacto con el pueblo. Había sido una de las personas que protestaron por la guerra de agresión contra México. 
Abraham Lincoln 

Su programa establecía que los nuevos Estados que se formaran ya no fueran esclavistas; prohibía la trata de negros; todos los hijos que nacieran de ahí en adelante serían considerados libres. Esto significaba la exterminación paulatina de la esclavitud.   
Ante la elección de Lincoln, los estados del sur proclaman la secesión (separación) de la unión, pero Lincoln declara que Estados Unidos es indivisible.  

El desarrollo de la lucha


La zona gris son los estados del sur, los confederados.

El norte tenía mayor población y una industria más desarrollada que el sur, que era casi exclusivamente agrícola pero que disponía de un ejército mejor adiestrado. 

Al principio, los esclavistas, bajo la dirección del hábil general Lee, obtienen algunas victorias. Hay varias batallas navales y el norte logra bloquear los puertos marítimos del sur. Poco a poco el norte se va imponiendo. 



Entre las batallas más importantes está la de Gettysburg, en que el Ejército de la Unión (norte) detiene un avance de los confederados (sur).  El general Grant, jefe de los ejércitos del norte, envía a Sherman que logra cortar el sur en dos y llegar al mar. Es una campaña sumamente cruel, con gran destrucción de bienes. En 1865, el general Lee se ve obligado a rendirse con las pocas tropas que le quedan. 

Consecuencias 

Dos años después de iniciada la Guerra Civil, el presidente Lincoln decreta la libertad de todos los esclavos de los estados sublevados y obtiene un importante apoyo de estos libertos para sus tropas. Después se añadió un artículo a la constitución, prohibiendo definitivamente la esclavitud. El sur se reconstruye, aunque después de algún tiempo los antiguos esclavistas logran imponer un sistema de discriminación racial, que ha evitado hasta hoy que los negros puedan gozar totalmente de sus derechos democráticos. 

El propio esfuerzo de guerra hace que el norte se industrialice más. Se construye el primer ferrocarril transcontinental. Después de su derrota, también en el sur se introducen con más extensión los sistemas modernos de producción. 

Lincoln es reelecto en 1865, pero es asesinado pocos días después, ya terminada la guerra civil, por un partido fanático del sur. Sin embargo, su obra ya estaba realizada. Lincoln fue uno de los grandes demócratas de Estados Unidos de América. A él se debe la definición de la democracia como "el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo"


Bibliografía 
Brom, Juan (2007) Esbozo de historia universal. México: Grijalbo.   

lunes, 6 de agosto de 2012

Juana Inés de la Cruz, la Décima Musa mexicana




Sor Juana Inés de la Cruz es una de las figuras más representativas de las letras hispanas. Teniendo en cuenta la época que le tocó vivir, fue una mujer que se adelanto a su tiempo y no se limito en aprender más allá de lo que le estaba permitido. 

Primeros años
Nació el 12 de noviembre de 1648 en un pueblo del estado de Neplanta (México). Hija natural de la criolla Isabel Ramírez y Pedro Manuel de Asbaje, de origen vasco, llevó por nombre de pila Juana de Asbaje y Ramírez. 

Aprendió a leer a los tres años cuando a escondidas de su madre, acompañaba a su hermana mayor a sus clases, y surgió en ella un deseo tan grande de aprender a leer que le mintió a la institutriz diciéndole que su madre ordenaba que también a ella le diese la lección. Su crianza estuvo a cargo del abuelo materno, Don Pedro Ramírez, en una hacienda de Panoayán, hasta su muerte en 1656, cuando por orden de su madre se dirige a la capital. Allí reside bajo la tutela de su hermana, María Ramírez, y toma clases de latín con el bachiller Martín de Olivas, logrando dominar la lengua con tan sólo veinte lecciones.


Adolescencia en la corte virreinal



Cuando tenía apenas trece años, Juana Inés fue llamada a la corte virreinal para servir como dama de la virreina doña Leonor Carreto, Marquesa de Mancera, quien era una dama muy culta y sentía un gran amor por las letras. 


El ambiente de la corte influyó definitivamente en la formación de Juana Inés, pues los virreyes protegieron a Sor Juana de manera decidida. El virrey, asombrado por la sagacidad demostrada por Juana, convocó a cuarenta letrados de varias facultades para que le aplicaran a la joven una prueba extraordinario y ésta, dejando sin argumentos a los académicos, superó el examen en condiciones de excelencia, lo cual despertó una gran admiración hacia su persona.

Su ingreso al convento 
Harta de la vida cortesana, Sor Juana decidió entrar a un convento porque, según ella misma dice, “para la total negación que tenía al matrimonio era lo más decente que podía elegir en materia de la seguridad de mi salvación”. Primero entró al convento de San José de las Carmelitas Descalzas en 1667 pero salió de ahí a los tres meses, por la severidad de la regla y el rigor de la orden. Después ingresó a la mucho más flexible orden de las jerónimas, en el convento de Santa Paula, donde por fin profesó el 24 de febrero de 1669.


Allí Sor Juana Inés de la Cruz escribió la mayor parte de su obra y alcanzó la madurez literaria, pues pudo compartir sus labores de contadora y archivista del convento con una profunda dedicación a sus estudios. Aunque le fue ofrecido el lugar de Abadesa del convento, Sor Juana lo rechazó en dos oportunidades. 



Una carta escrita por Sor Juana Inés de la Cruz a Sor Filotea de la Cruz, el obispo de Puebla llamado Fernández de Santa Cruz cambiaría el curso de su vida, en dicha carta criticaba un sermón del padre Vieira, un jesuita portugués de conocida trayectoria como teólogo.  El revuelo que originó esta carta terminó por volverse en su contra cuando el obispo de Puebla,  Fernández de Santa Cruz, le instó a dejar las actividades académicas y a dedicarse a las labores del convento. 
A pesar de que Sor Juana se defendió a través de una carta donde reclamaba los derechos culturales de las mujeres y abogó por su propio derecho a criticar el sermón, terminó por obedecer y, renuncio a sus instrumentos y a su biblioteca, dedicándose por el resto de sus días a la vida conventual. 


Sor Juana murió el 17 de abril de 1695 contagiada de la epidemia de cólera que azotó al convento de Santa Paula mientras acudía a las hermanas del convento. 

Redondillas 


Hombres necios que acusáis 
a la mujer, sin razón, 
sin ver que sois la ocasión 
de lo mismo que culpáis;

si con ansia sin igual 
solicitáis su desdén, 
por qué queréis que obren bien 
si las incitáis al mal?

Combatís su resistencia 
y luego, con gravedad, 
decís que fue liviandad 
lo que hizo la diligencia.

Parecer quiere el denuedo 
de vuestro parecer loco, 
al niño que pone el coco 
y luego le tiene miedo.

Queréis, con presunción necia, 
hallar a la que buscáis 
para pretendida, Thais, 
y en la posesión, Lucrecia.

¿Qué humor puede ser más raro 
que el que, falto de consejo, 
él mismo empaña el espejo 
y siente que no esté claro?

Con el favor y el desdén 
tenéis condición igual, 
quejándoos, si os tratan mal, 
burlándoos, si os quieren bien.

Opinión, ninguna gana, 
pues la que más se recata, 
si no os admite, es ingrata, 
y si os admite, es liviana.

Siempre tan necios andáis 
que, con desigual nivel, 
a una culpáis por cruel 
y a otra por fácil culpáis.

¿Pues como ha de estar templada 
la que vuestro amor pretende?, 
¿si la que es ingrata ofende, 
y la que es fácil enfada?

Mas, entre el enfado y la pena 
que vuestro gusto refiere, 
bien haya la que no os quiere 
y quejaos en hora buena.

Dan vuestras amantes penas 
a sus libertades alas, 
y después de hacerlas malas 
las queréis hallar muy buenas.

¿Cuál mayor culpa ha tenido 
en una pasión errada: 
la que cae de rogada, 
o el que ruega de caído?

¿O cuál es de más culpar, 
aunque cualquiera mal haga; 
la que peca por la paga 
o el que paga por pecar?

¿Pues, para qué os espantáis 
de la culpa que tenéis? 
Queredlas cual las hacéis 
o hacedlas cual las buscáis.

Dejad de solicitar, 
y después, con más razón, 
acusaréis la afición 
de la que os fuere a rogar.

Bien con muchas armas fundo 
que lidia vuestra arrogancia, 
pues en promesa e instancia 
juntáis diablo, carne y mundo.




Fuentes: 
Mexico Desconocido
Fuente de imagen de Sor Juana: thehappening.com


Entradas relacionadas



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...